Páginas

25 abr. 2013

¡Qué bonito es leer!


Con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro hemos llevado a cabo a lo largo de esta semana varias actividades complementarias en algunas de las aulas externas de nuestro Centro, que nos gustaría compartir en este blog.

El pasado miércoles 23 de abril, en el aula de la Fundación Ataretaco,  realizamos un Cuentacuentos con ayuda de ese bonito invento japonés llamado “Kamishibai, o especie de teatro de madera y papel,  y conocimos una bella historia vietnamita que gustó mucho a los alumnos por su mensaje y sentimientos universales de igualdad y justicia. Con posterioridad aprendimos a confeccionar unos originales marcadores de libros bajo la tutela de la coordinadora de formación Tere Gago, que ya nos dio el curso pasado un interesantísimo taller de reciclaje creativo en el aula del Hospital de Dolores.

En el taller  de marcadores


Marcadores de esquina
Lo que sin duda puso un broche de oro a esta semana fue el encuentro literario con el escritor Mariano Gambín, con el que realizamos un exhaustivo recorrido virtual por algunos de los pasajes más interesantes de su trilogía de Ira Dei, recorriendo con la ayuda de fotos y  una selección de sus textos los lugares más emblemáticos y famosos de la ciudad de los Adelantados.

Este encuentro formó parte de las actividades de nuestro proyecto de centro La Laguna, ciudad de Aprendizaje” y supuso una oportunidad única de conocer el trabajo de un escritor y el proceso creativo que conlleva escribir una novela. Los alumnos y profesores invitados tuvieron ocasión de preguntar al escritor todas aquellas cuestiones y dudas sobre sus novelas o su vida personal que más llamaban su atención. Una vez más, el historiador y abogado nos presentó su cara más amable y nos hizo pasar una jornada de lo más amena e interesante.
Haciéndole entrega de un recuerdo en nombre del Centro


Mariano Gambín en el centro, con Inmaculada Plata, Jefa de Estudios
y Felipe Neri, Director del CEPA San Cristóbal

9 abr. 2013

Terapia del baile

Si alguna duda le quedaba a alguien de los beneficios del baile, ésta fue totalmente despejada en el aula del Hospital de Dolores por nuestra invitada, Erica Rodríguez, psicóloga, exgimnasta y bailarina profesional. Tras hacer un repaso por las diferentes disciplinas y estilos existentes en la cultura de los bailes latinos, convirtió la clase en un salón de danza caribeña, donde lo único que se echó de menos fue el aroma y el calor de esas tierras.

Intentando aprender "el paso básico"

 
Erica imparte actualmente clases de jazz y bailes latinos en la academia MMDanza de Santa Cruz de Tenerife, y cuenta con una dilatada carrera artística y profesional, en donde no han faltado premios y becas para estudiar en el extranjero y participar en innumerables eventos deportivos (se inició de pequeña en la gimnasia rítmica y llegó a ganar varias competiciones a nivel nacional) y actuaciones con artistas de la talla de Edwin Rivera, José Manuel Ramos, Papi Sánchez, Nauset, Ramón (representante de España en Eurovisión), Idaira, Manu Tenorio o Nuria Fergó, entre otros.

 







 
Licenciada en Psicología por la Universidad de La Laguna, nuestra invitada tiene un talento especial y una metodología exquisita para lograr que lo difícil parezca fácil. Partiendo de los pasos básicos en una disciplina aparentemente sencilla como el cha cha chá ––pero, como descubrimos, posteriormente, con una técnica bastante más compleja–– nos enseñó las diferencias entre los distintos estilos de baile y la variedad de ritmos latinos que los caracterizan.

Estimulando las endorfinas


En esta ocasión echamos de menos con mayor intensidad a los compañeros  que no pudieron asistir a la charla-taller, ya que habrían disfrutado mucho y nos hubieran aportado más parejas de baile para la parte práctica.