Páginas

21 sept. 2015

El Portón de Aguere

D
ecía Joaquín Sabina en una de sus canciones que nunca hay que volver a los lugares donde uno fue feliz. No le faltaba razón al sabio de Úbeda, pues te puedes arriesgar a encontrarte con que las cosas no son cómo eran, y la nostalgia te puede pesar mucho en el alma.
Después de más de diez años, no hemos vuelto a un lugar, sino a un proyecto con el que en un momento fuimos muy felices. A pesar del desgaste físico y emocional que supuso sacar adelante un taller de prensa en el Centro, con un producto final como fue la revista “El Portón de Aguere”, nos aventuramos en esta ocasión a editar un segundo número mucho más completo y representativo de lo que es el mundo de la educación de adultos. Atrás quedó la promesa de no embarcarse de nuevo en una empresa tan difícil como ésta, y de tener que ir por los pasillos pidiéndole a compañeros y alumnos que escribieran algo para la revista, largas horas de edición, maquetación, e incluso mecanografiado de textos entregados a mano y “de aquella manera” por algunos de nuestros alumnos más cercanos a ser abuelos que estudiantes,  pero con su ilusión por aprender intacta. Con este nuevo número, los problemas han sido otros, pero estamos satisfechos del producto final y de su calidad. Si en la primera revista hubo escasa participación -aunque intensa- en ésta ha habido mucha más implicación por parte del alumnado y  de algunos miembros de la comunidad educativa del Cepa San Cristóbal.


 El Portón de Aguere_núm.1
Primer número de "El Portón de Aguere"


Seguimos pensando que aún somos invisibles para la sociedad, y que la educación de adultos y sus centros de enseñanza no han recibido el apoyo necesario para darse a conocer en unas islas en donde, según los últimos estudios de población activa, hay más de 11.000 parados menores de 30 años que no tienen la Secundaria. En este sentido, la publicación de la revista, con nuestro compromiso de distribuirla por toda la ciudad de los Adelantados, pretende dar a conocer la existencia de la oferta formativa en nuestras aulas, en todo el casco de la ciudad y en zonas periféricas. Asimismo, su lectura acerca a los protagonistas de esta etapa educativa, personas de todas las edades y bagaje cultural, con su inquietud por aprender y mejorar su desarrollo persona y laboral. Con este objetivo la publicación incluye artículos de alumnos de la mayor parte de nuestras aulas (algunos incluso escritos desde el exterior de las islas por los que han seguido su vida académica y laboral fuera), de profesores actuales y antiguos, y de personas vinculadas a nuestra comunidad educativa.

Te invitamos a leer desde este blog la publicación en formato digital (haciendo click en las imágenes puedes leer cualquiera de ellas online), aunque esperamos que también llegue a tus manos la versión impresa, que para nosotros tiene un valor mayor por el esfuerzo que ha supuesto su edición, y por su capacidad e inmediatez para acercarnos a todo tipo de lectores en cualquier lugar, de forma más cercana y directa. En estos momentos creemos que ha merecido la pena volver a retomar un proyecto así, aunque ni los lugares ni la realidad social sea la misma que cuando nació. 

 El Portón de Aguere_núm. 2
Segundo número de "El portón de Aguere"