Páginas

29 jun. 2016

Tercer número de "El Portón de Aguere": la consolidación de un proyecto

Cuando en el curso 2003-2004 publicamos de forma tímida en nuestro Centro una humilde revista llamada "El Portón de Aguere" desconocíamos las dimensiones que este bonito proyecto iba a coger en cursos posteriores. Hoy, trece años después, nos sentimos orgullosos de haber podido editar un nuevo número en el que han participado un considerable número de miembros de la comunidad educativa, desde profesores actuales, profesores antiguos, alumnos, ex alumnos, personal administrativo, colaboradores externos, etcétera, dejando constancia de las ganas por escribir y compartir opiniones y experiencias con todos. El curso pasado, sin excesiva fe, nos planteamos la idea de volver a darle vida a esta publicación, conscientes de la enorme dificultad que conllevaba el recuperar aquella ilusión inicial que nos empujó en un primer momento hace trece años.





Al comprobar que era posible y que podíamos contar con las ganas de querer contar cosas de diferentes miembros de la comunidad educativa, nos pareció que merecía la pena el esfuerzo y nos animamos a intentarlo. Fruto de ese empeño surgió el segundo número de la revista que publicamos el curso pasado y que tanta energía positiva nos dio para creer que era posible seguir intentándolo cada año.

Ahora, con la edición de este nuevo número, el tercero, estamos convencidos de que el proyecto ha venido para quedarse entre nosotros, arrojando luz sobre la invisibilidad de las aulas de adultos, dando a conocer este universo de aprendizaje donde lo más importante es creer que se puede, y que, como dice nuestro lema, nunca es tarde para aprender.

En esta edición, además de las secciones habituales, hemos incorporado alguna nueva, como "Patrimonio", en donde damos a conocer uno de los centros más emblemáticos de Canarias, en el que muchas figuras insignes del acervo cultural de las islas estudiaron en su momento. También hemos contado con colaboraciones externas, escritas desde ultramar, donde personas con un amplio bagaje en educación nos hablan de la importancia del asesoramiento a los alumnos y a los profesionales de la enseñanza en las aulas. Y nos han escrito desde diferentes ciudades del mundo alumnos que han estudiado con nosotros y que han seguido en el camino de la formación permanente.

"Los ecos de vida" que siguen dejando su huella con historias de superación, artículos de investigación, como el de la nueva sección de "Bajo lupa" y las "Imágenes del pasado", que nos recuerdan como eran antes las cosas, completan aun más la visión general que hemos querido trasmitir de lo que significa, y ha significado, enseñar y aprender en un centro de adultos.




Desde aquí, como editor y coordinador de la revista, quisiera agradecer a todas las personas que se animaron a escribir para nosotros la ilusión que le han puesto y el tiempo que le han dedicado. Asimismo, a Laura García, antigua alumna nuestra y "redactora" ocasional de El Portón de Aguere; a Joaquín Sánchez, por estar siempre ahí cada vez que ha habido que mecanografiar algo que hacía falta para ayer, y a Evelia Corujo, redactora, correctora y co-editora de este número, por su incansable e ingrata labor de revisar cada artículo las veces que hiciera falta con el fin de que tuviera el menor número de erratas, y la mayor calidad posible.

Finalmente, a Nacho Pérez, maquetador de este número, por su infinita paciencia, exquisito gusto y enorme talento en diseñar las páginas como yo las había imaginado en mi cabeza. Sin él la revista no hubiese sido tan especial como en esta ocasión.

Ahora les invitamos a leer desde cualquier lugar de este ciberespacio en el que nos encontramos, haciendo "click" sobre la imagen de la portada, la versión digital de la publicación. Asimismo, les agradecemos de antemano aquellos comentarios que quieran dejarnos en este blog.

Pasen y lean


 Tercer Número de El Portón de Aguere