Páginas

18 feb. 2017

Orden Hospitalaria de San Juan de Dios: una clínica diferente

El pasado martes día 14 de febrero -casualmente día de San Valentín-  conocimos a gente enamorada de su profesión y de la vida: los trabajadores de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.




Una representación de los alumnos de Formación Básica Postnicial del Centro Sede de la mañana, y del aula externa del Hospital de Los Dolores, junto con su profesor, visitó este centro hospitalario que tiene ya una antigüedad de sesenta y dos años en la isla, aunque la presencia de la Orden en Tenerife se remonte a algunos años anteriores. 



Nada más entrar pudimos observar las fotos que, orgullosamente fijadas a la pared del mostrador de entrada, nos recuerdan a todos la primera época de la clínica y sus inicios como centro en el que muchos niños afectados de la polio no solamente eran atendidos física y espiritualmente, sino que también recibían clases de diferentes materias para mejorar su alfabetización. Fruto de esta educación está el ejemplo de Enrique Ramos Calero, que de niño estuvo en la clínica, y posteriormente se convirtió en enfermero con un curriculum y una carrera profesional impresionantes, que cuenta, además, con un  aulario en la Facultad de Enfermería de la ULL que lleva actualmente su nombre. 



Con unos cuatrocientos y pico centros en todo el mundo, y presencia en los cinco continentes, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Tenerife destaca, además, por su Centro Psicopedagógico, que desde 2009 se dedica a la asistencia e intervención de adultos discapacitados intelectuales con trastornos graves de la conducta. De hecho, son un centro de referencia en Canarias, con treinta y nueve usuarios. Entre otros objetivos, se persigue el que alcancen el máximo grado de autonomía, quitando en la medida de lo posible el trastorno de conducta, y dejando sólo la discapacidad intelectual.



La orden ha estado durante casi sus cinco siglos de existencia con las personas más desfavorecidas de la sociedad, y siguen en continua búsqueda de convenios con entidades u organismos que les ayuden en su labor. Como ejemplo, uno de los convenios más recientes con  la ONG Médicos del Mundo en 2009. 



En cuanto a los usuarios de otros servicios que ofrece la Clínica, el 70% depende de la sanidad pública y el 30% de mutuas y compañías aseguradoras. Sin embargo, es compromiso de la Orden el no dejar a nadie sin asistencia médica, y buscan la manera de atender a todas las personas sin recursos que no puedan afrontar el pago de sus servicios.



El Hospital San Juan de Dios ofrece más de cuarenta especialidades, y cuentan con una área de ética y bioética  que tiene la misión de asesorar, sensibilizar, formar, difundir e investigar los asuntos relacionados con ellas y con la humanización de la asistencia.



Una de las zonas de la Clínica que más nos gustó fue justamente dentro del Centro Piscopedagógico, donde los pacientes cuentan con una amplia zona ajardinada donde tienen animales que ellos mismos cuidan y dan de comer. Al parecer, todo empezó con una cabra, y ahora tienen gallinas, conejos, conejillos de indias, ovejas y algunas especies más exóticas como las gallinas uruguayas y otras aves.



En todas partes se respira el respeto por los pacientes, el cariño y  fraternidad que intentan trasmitir los empleados desde cada puesto. Desde aquí agradecemos a Juan Manuel de León García, Director Gerente, a Candelaria González González, Directora de Enfermería y al Hermano Superior, Ángel Dolado de Miguel, el tiempo que nos dedicaron a enseñarnos "su casa".


1 comentario:

Juan Manuel de Leon Garcia dijo...

Encantados de la visita y de poder compartir con otros nuestro tiempo y muestras preocupaciones,siempre centradas en los más necesitados.
Un abrazo a todos.
Juan Manuel De León García