Páginas

11 feb. 2017

Visita a dos centros de investigación de la Universidad de La Laguna

Ayer nos llenamos de ciencia y de reflexión sobre el papel de la investigación en el campo de la salud pública en el CEPA de San Cristóbal. Curiosamente fue desde la materia de Desarrollo Personal desde se planificó la visita al Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias (Medalla de oro de Canarias  en  2013 por el decreto 59/2013, de 16 de mayo) y al Estabulario y animalario en un edificio anexo, perteneciente al  Servicio General de Apoyo a la Investigación (SEGAI) de la Universidad de La Laguna.



Además de tener la oportunidad de recorrer las instalaciones de ambos recintos, pudimos aprender o recordar muchas cosas básicas y esenciales sobre la prevención de enfermedades y la importancia de la vigilancia de la salud pública. El papel que realizan ambas instituciones, un poco desde la invisibilidad (como nuestros centros de adultos) trasciende más allá de nuestro archipiélago, ya que el Instituto Universitario, por ejemplo, colabora con universidades y laboratorios de Senegal, Cabo verde y otros lugares, además de ofrecer asesoramiento sobre este tipo de enfermedades, al ser pioneros en su investigación. Tienen, asimismo, una relación estable con la Red Nacional de Centros de Enfermedades Tropicales (RICET).


Entre sus líneas de acción se encuentran las del control de la salud en territorios insulares y de la Macaronesia, la investigación básica en parasitología y la investigación aplicada, dentro de los campos de biología de sistemas, tecnología farmacéutica, genética y ecología. Los cultivos celulares que se encuentra en sus laboratorios: bacterias, protozoos, levaduras, células de mamíferos, etcétera, y su estudio mediante el uso del equipamiento técnico para el análisis genómico, junto con la ilusión y el esfuerzo de sus investigadores, nos aportan a la sociedad una información valiosísima de cara a la prevención de la salud, evitar el contagio de enfermedades tropicales de quienes viajan a lugares donde éstas son endémicas y el desarrollo de la farmacogenética, mediante la detección de variantes genéticas relacionadas con ellas.



Basilio Valladares, catedrático de Parasitología de la Universidad de La Laguna, diplomado en Sanidad y Especialista en Análisis Clínicos, nos recibió a la llegada, dándonos una estupenda acogida, haciéndonos sentir en todo momento bien recibidos en un edificio en principio frío, pero subsanado convenientemente por la calidez de sus trabajadores. En este sentido, Emma Carmelo, profesora titular del área de Parasitología de la ULL,  fue la encargada de enseñarnos las instalaciones y darnos una interesantísima charla inicial sobre la labor del Instituto.


No somos realmente conscientes de la importancia que tiene el trabajo que se realiza entre estas paredes. ya que sus investigaciones van más allá del campo científico. Por citar algo, además de realizar el estudio del estado sanitario de animales silvestres y en cautividad, también llevan a cabo el análisis de muestras de aguas de regadío y evitan así el riego con agua contaminada, además del análisis microbiológico de piscinas en el sector hotelero y parques Acuáticos.



No menos importante es la labor que realizan en el Animalario-Estabulario, perteneciente al Servicio General de Apoyo a la Investigación (SEGAI) de la Universidad de La Laguna. Está destinado a dar soporte científico, instrumental y técnico a grupos de investigación de la universidad , así como a ofrecer servicios y tecnología a los organismos, públicos o privados, y empresas de nuestro entorno, en el área de la investigación animal.



La veterinaria María Rosa Arnau-Díaz fue la encargada de mostrarnos las dependencias del servicio. Lo primero que nos sorprendió, además del exquisito trato recibido por todo el personal, fue el enorme respeto que tienen por los animales que habitan allí. A pesar de que están destinados a experimentos de laboratorio -y algunos muestran claramente las secuelas de algunos de ellos- sin embargo, el amor y respeto con el que se acercan a ellos es patente. Los animales se mueven en un entorno de bienestar similar al que tendría en otro entorno doméstico no destinado a la investigación. Entre los servicios que realizan están los de análisis de ADN, estudios de muestras biológicas, estudios de análisis de imagen, cría mantenimiento de conejos y ratones, transferencia de embriones, criopreservación de semen de ratón, zonas de quirófano y salas de cuarentena. Además, realizan pruebas forenses y peritaje en todos los campos mencionados. 


En definitiva, una mañana muy fructífera para el conocimiento de los servicios de investigación y apoyo a la misma que tenemos en nuestra isla.



No hay comentarios: