Páginas

4 abr. 2017

La ruta de los castillos de Santa Cruz de Tenerife

Hoy hemos hecho un pequeño viaje en el tiempo en nuestro Centro. Con la ayuda de Yara Abrante, guía oficial de la visita guiada organizada por los Museos de Tenerife de Historia y Antropología, hemos recorrido algunas de las fortalezas que tanta importancia han tenido  en la historia de nuestra isla.



Empezando nuestro recorrido en el Castillo de San Juan (o Castillo Negro, como se le conoce popularmente), hemos visitado la Casa de la Pólvora, el Castillo de Paso Alto (o parte de las dependencias que quedan de él), el Castillo de San Andrés y el Castillo de San Cristóbal, donde se encuentra el Centro de Interpretación gestionado por el Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo Insular de Tenerife, y que alberga los restos de la edificación que da nombre a tan popular calle comercial de la ciudad. 



Yara fue desmenuzando poco a poco retazos de nuestra historia insular, dándonos a conocer de una forma muy amena muchas anécdotas y detalles sobre el papel fundamental que desempeñaron estas construcciones centenarias en nuestro pasado y devenir histórico. Gracias a estas fortalezas y la defensa que desde el interior de sus muros hicieron los milicianos que les tocó defendernos contra piratas y corsarios llegamos a nuestros días con el presente que nos ha tocado vivir.



Otra cultura y probablemente otra nacionalidad tendríamos en este siglo XXI de no haber sido por las balas que aquellos cañones dispararon contra armadas extranjeras con la ayuda de la pólvora que se almacenaba en el segundo lugar que visitamos. Blake, Jennings, Nelson y otras insignes figuras pudieron haber cambiado el curso de la historia de no haber sido por los hombres que nos defendieron de sus ataques.




Los alumnos de la mañana de las aulas del Centro sede y del aula eterna del Hospital de Dolores, acompañados de los compañeros del Practicum de Pedagogía y dos de sus profesores, disfrutamos de este día primaveral en el que las pizarras fueron sustituidas por los muros  de los castillos que tanta historia tienen que enseñarnos a todos; una ruta que todos deberíamos conocer como parte de nuestro acervo.











2 comentarios:

Daida Arvelo Álvarez dijo...

Qué bonita visita!Cuanto aprendí y que pena me quedó al ver lo destructivo que puede ser el papel del hombre en la historia, suerte de que algo hemos podido ver.¿Pero no hubiera sido más bonito llegar a Santa Cruz y en vez de encontrarte con una charca, tener en medio de la ciudad un imponente castillo con siglos de historia y en pie para recordarnos de dónde venimos? De igual manera gracias a la imaginación y a los documentos de cartografía aportados por Yara pude viajar en el tiempo y me encantó.

Martin J dijo...

No participe en la visita pero me comentaron que fue maravillosa. Y unas fotos espectaculares y el profesor es una una bellísima persona e un gran docente